Aprendiendo con un organo sexual, genial y emocional

Aprendiendo con un organo sexual, genial y emocional

  El cerebro humano es un órgano con la habilidad de pensar, conocer, sentir, percibir, actuar, amar y fundamentalmente para solucionar problemas, cuyos procesos le permiten hacer una plasticidad neuronal para convertirse en un sistema creativo, critico y renovador encargado de aprender a aprender y a reaprender, aprender a ser, aprender a hacer y aprender a vivir juntos.

Este cerebro nace inmaduro en el ser humano y a través del proceso de mielinización alcanza a formar las estructuras mentales que requiere para lograr las conexiones neuronales que por medio de la función sináptica le permite dar sentido a su estructura social.

Desde allí se reconoce que además de ser un órgano biológico es también un órgano social por excelencia que ha de adoptar y acomodarse a su sociedad y a su cultura respectivamente.  Al interactuar con el ambiente modificara, no solo su forma de pensar, aprehender y aprender sino también sus órganos biológicos quienes tendrán la responsabilidad de reestructurar las estructuras para adaptarlas a un contexto global y cambiante.

El contexto educativo requiere de métodos y metodologías que aporten a este desarrollo, por ello es importante que en las edades tempranas de la infancia se estructuren los ambientes desde espacios lúdicos alternativos que permitan en el cerebro del niño lograr la Modificabilidad estructural cognitiva, evidenciando las capacidades y potencialidades que tienen cada uno de los hemisferios, el derecho con su capacidad holística de percibir totalidades, y el izquierdo encargado de comprender el contexto y detectar los diferentes sentidos que tienen las cosas cuando se requiere aprender a aprender, un proceso Metacognitivo que no es más que aprender las relaciones existentes entre las cosas y sus factores.

¿Pero cómo lograrlo?  si aun todavía en la escuela se mantiene una educación tradicional, moralista y racionalista, mas de carácter mecanicista que de establecer lo cognitivo, cognoscitivo y socio-afectivo, como proceso estructural básico de la enseñanza y el aprendizaje.  Esto requiere de los docentes un compromiso más amplio para que reconozcan los factores genéticos, biológicos y sociales,  que lleguen a las diferencias personales de aprendizaje, desde el conocimiento del funcionamiento de la neurocogitación que se realiza en las estructuras mentales de niños, niñas y adolescentes,  en consecuencia de las variables ambientales de su propia cultura, teniendo en cuenta que no es un reactor al ambiente (conductismo) o una fuerza organismica biológica (modelo psico-dinámico), sino un constructor del conocimiento, activo de su experiencia, con carácter intencional o propositivo (Bio-psico-social de la enseñanza y el  aprendizaje).

Infantes que progresan en su paso terrenal y espiritual, gracias al conocimiento eficiente filosófico de la educación que tiene el pedagogo al mediar en la construcción del conocimiento anticipando, construyendo, reconstruyendo y retroalimentando el ciclo de experiencias cognoscitivas de los niños y las niñas, ya lo decía Calvo M (2008) “Iguales pero diferentes”;   que se enmarca desde el funcionamiento cerebral, para el que la  inteligencia es un arte estratégico, el pensamiento un arte dialógico y la consciencia un  arte reflexivo.

El Ser está dotado del privilegio de nacer sin estar hecho, eso  permite reconocer que se tiene un cerebro siempre joven, siempre infante, que no se cansa nunca de aprender porque necesita madurar. Esa maduración reconoce entonces, las estructuras y el funcionamiento de una  maquina hipercompleja que requiere de procesos cefalocaudales y/o proximodistales que le llevan a lubricar,  con la mielinización el paso delicado en la estructura neuronal.

Ese paso delicado está lleno de ramificaciones que tocándose sin tocarse se buscan entre ellas y se apoyan, cual maquina de sodio entrando en un vaivén de juegos entre las neuronas sensitivas, motoras y asociativas;   para anticipar, conocer, evidenciar, procesar, memorizar, sintetizar, analizar y producir, desde las fuerzas externas de un mundo físico sensitivo hacia las fuerzas internas de un mundo abstracto perceptivo, que construye de forma individual, dependiendo de las variables que se consideren soportan la construcción de la conducta y de los rasgos que la identifican,  interfiriendo sobre el comportamiento humano.

“Un juego de lo molar a lo molecular que refuerza el comportamiento y estructura la personalidad”

Que apoyando a la construcción del conocimiento, ya no individual sino colaborativo en pro de mejorar la existencia del ser humano, se pregunta … ¿Pero cómo hacerlo? …  este es el interrogante que se establece en el ambiente educativo al buscar aquellos métodos y metodologías didácticas, pedagógicas, sociales y psicológicas que observen y estructuren al ser humano de forma holística.   La génesis, la biología, la emoción, la educación y el aprendizaje como elementos mediadores neurocogitacionales, enriquecen el proceso de construcción de un cerebro listo para vivir estrenándose, en contra de la gravedad, el único preparado para seguir desde la infancia rejuveneciéndose  a pesar que el cuerpo no le acompañe;  sigue jugando para construirse en beneficio de la sociedad…

“El hombre nace bueno y la sociedad lo corrompe” planteamiento filosófico de Rosseau;

¿Pero qué sería del cerebro sin el contexto en el que nace y se hace?

Este sigue necesitando una Teoría de constructos cognitivos, cognoscitivos y socioafectivos perfectos, abstractos, inmateriales, casi que irreales, pero con el poder de ser inferidos por la conducta humana, y solo con ellos.   Sin otro constructo que los sustente, es suficiente para ser inferidos sin dejar duda alguna de su existencia, de su paso por la consciencia y de su paso por un cerebro triunico, diádico, o monodiádico que depende de la elección de un ser ubicado en la realidad y el reconocimiento de un ser holístico y mentalmente estructurado para la vida y por la vida.

Energías que se encuentran que se apoyan, que se valoran, que transitan de una hemisferio a otro, de una circunvolución a otra, de un lóbulo a otro, de una cisura a otra, de un sistema a otro, de un proceso químico a otro, de un proceso energético a otro, de una sustancia química a otra, con un único cuerpo calloso que le permite ser cómplice de una Modificabilidad Estructural Cognitiva de la Enseñanza y el Aprendizaje (MECEA).    Pero todo esto demanda de aplicaciones pedagógicas sustentadas desde teorías científicas empíricas-tecnológicas-racionales y  Simbólicas-mitológicas-espirituales,  solo así se podrá hablar de un ser con cerebro holístico-holoarquico en pro de potencializar el desarrollo humano y de construir la humanización del ser humano por haber nacido humano, que desde un acto Mediacional del Aprendizaje Significativo Constructor del Conocimiento (ASCC) se prepara desde la Educación Inclusiva a exigir … la Inclusión Educativa … que requiriendo de procesos instintivos e inconscientes, de gestión y planificación, de acción y manipulación, de intervención y negociación, de acción y control, logra establecer desde su reconocimiento  organizaciones adhocrática que construyan conocimiento respondiendo a la democracia.

Organizaciones adhocrática que desde las aplicaciones pedagógicas, logra que la creatividad empiece a jugar el papel  más importante que la naturaleza biológica, psicológica y social le solicita a gritos cumplir, para el desarrollo humanístico, emocional, psicoafectivo, espiritual, moral, ético, interpersonal, músico, lógico, verbal, actitudinal, cognitivo, corporal, aptitudinal, comunicativo, social; haciendo competente al ser para procesar lo artístico, visual, analógico, biónico, sintético, multisensorial, lúdico, creativo, holístico, heurístico, inductivo, deductivo, cinético, genético, corporal, imaginativo, fantasioso, conceptual, auditivo, sensitivo, entre otros;  elementos discriminadores de una realidad que responde desde, por y para la  diversidad, que supera las barreras para el aprendizaje y la participación,  habilitando al ser hacia una educación inclusiva y social con calidad de vida, dotándolo de estrategias cognitivas, cognoscitivas, socioafectivas, lecto-escriturales, lingüísticas, semióticas, lógico-matemáticas, compresivas, proyectivas, cuantitativas, críticas, investigativas y mas que lo auto enriquecen.

Y efectivamente se enriquecen los procesos psicológicos superiores del pensamiento, memoria, juicio y control para lograr entrar con éxito a un aldea global constantemente cambiante, que lo espera sin aceptarlo, para que le ayude a ser mas transversal que la transdisciplinariedad,  fijando proyectos de calidad de vida que propendan por el desarrollo de las capacidades humanas para contribuir  a la superación siempre con miras de un mejor futuro,  que motivados desde los núcleos de la pedagogía  Educabilidad-educando, Educatividad-Educador y Enseñabilidad – Ciencia enseñable, se gestiona la  propia formación de Educandos y Educadores evidenciando el objetivo primordial de la educabilidad para el ser humano “La Felicidad” desde la libertad que el conocimiento le otorga.

Por: Lina Flórez Perdomo

Fuente: Boletín No.105 de REDEM 29/feb./2012

Leave a Comment

Comment (required)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Name (required)
Email (required)